MEDITACIÓN: UNA TÉCNICA QUE SE ESTÁ MAL POPULARIZANDO

¡Hola! ¿Cómo están? ¡Al fin aparezco! Varios de ustedes, me han estado escribiendo diciendo que extrañan los lunes de post. Sinceramente, estoy bastante desaparecida debido a que estoy atravesando un momento personal complicado, y he decidido escucharme y acompañarme más a mi misma, en vez de presionarme a escribir.

Sin embargo, hace unos meses vengo viendo algunas ideas por las redes sociales sobre la meditación, y me gustaría dar mi punto de vista al respecto.

He visto que está en tendencia (trending topic), mostrar «rutinas de mañana» donde, madrugan y realizan unas serie de actividades antes de comenzar a trabajar o estudiar para ser productivos en la mañana. Hasta ahí, lo comparto y de hecho, yo también tengo mi rutina de mañana, como habrán visto muchas veces en mis historias de instagram.
Lo que no comparto es que se «venda» (por decirlo de alguna forma) la idea de que para realizar sus meditaciones de 5 o 10 minutos, resulta casi mandatorio: prender velas, comprar humidificadores, usar yoga mat carísimos y así algunos objetos más. Además de ello, el hecho de explicar que meditan para dejar la mente en blanco y aliviar el estrés.

En cuanto a todo esto tengo una postura muy diferente y, debido a varias consultas que recibí de muchos de los que han participado en mis meditaciones guiadas, decidí escribir este post y expresar mi opinión sobre el tema.
Primero, si bien somos muchos los que meditamos diariamente, hacerlo para cumplir un check list diario, no nos dará jamás los mismos resultados que hacerlo porque el cuerpo y la mente lo piden. Claramente la meditación, el desarrollo personal y el autoconocimiento son prácticas que nos ayudan de forma increíble, a sobrellevar y superar la mayoría de las vicisitudes que nos pone la vida. Sin embargo, no es ningún antídoto mágico ni una práctica que se hace una mañana siguiendo una rutina y ya uno «vive sin estrés».  Por otro lado, para meditar no necesitan prender velas, poner inciensos ni gastar en humidificadores; así como tampoco es necesario hacerlo sobre un yoga matt (las colchonetas de yoga) ni forzarse a hacer posturas de yoga que les resulten incómodas o tengan que poner mucha atención para mantenerlas.

Me parece espectacular que cada vez sean más personas que se interesen en esta práctica hermosa, pero hay que hacerla convencidos de lo que estamos haciendo, queriendo realmente hacerlo y no para cumplir con una tarea diaria; conocer sus beneficios y no gastar dinero en comprar cosas externas para ambientar, la meditación es ir hacia adentro, dejando de lado lo exterior en ese momento.
Recuerden que siempre hay que acompañar la respiración con intención, concentración y propósito, es imposible dejar la mente en blanco, eso no existe, siempre nos van a venir pensamientos a la cabeza mientras meditamos, lo que tenemos que hacer es, observarlos con respeto y no detenernos en ellos, simplemente dejarlos pasar.

Espero les guste este post, les sirva y cualquier consulta sobre meditación o quienes quieran sumarse a mis meditaciones, son más que bienvenidos.

¡Los abrazo fuerte!



2 Comentarios
  • Maximiliano Di Pauli
    marzo 23, 2021

    Excelente post!.. me quedo con ese punto de que imposible poner la mente en blanco.. siempre que escucho alguno de YouTube sale diciendo eso y nunca pude jaja

    • Mauge
      marzo 23, 2021

      jajaja la verdad es que pasa de escuchar que te dicen dejarla en blanco, pero eso no existe y no se puede. Si se puede aprender a dominar la mente y los pensamientos, siempre nos van a surgir, pero hay que verlos y dejarlos pasar para evaluarlos luego de culminada la meditación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Translate »